[CRÓNICA] Bafici, Perrone y el premio

Crónica de la entrega de premios del BAFICI, con Raúl Perrone

Por Luz Marus//

Pasamos a buscar a Raúl Perrone por su casa con Sergio Boggio. Abre la puerta del auto, mira la cámara que sostengo desde el asiento de atrás y se ríe. Sabe que quiero registrar todo el recorrido hacia la entrega de su premio como MEJOR DIRECTOR en el BAFICI 2013. Se resiste al principio, o hace que se resiste. Se deja filmar. Al final me indica: “Bueno ahora apaga la cámara, ya está, con ese material es suficiente.”

58171_10151505147187459_470355103_n

Foto gentileza facebook Luz Marus

—Vamos a ir por panamericana. Dice Sergio.

—No, boludo, panamericana a esta hora es un kilombo. Agarrá Entre Ríos, haceme caso.

Minutos después de intenso debate sobre el camino a seguir.

—Ah sabes que tenés razón, ese es el mejor camino a Recoleta.

—Y me vas a decir a mí. No voy nunca a capital pero cuando tengo que ir sé cómo tengo que ir.

Así , con esa convicción, dirige Perrone, en la ruta y sus las películas.

Llegamos a tiempo. Bajamos y me dice: “Vos entrá con convicción. Si te preguntan algo, decís, con voz firme: “Soy de la producción de Perrone y tengo que entrar sí o sí” y te mandás. Le hago caso. No titubeo, y los ocho  tipos de seguridad no dudan en dejarme seguir mi camino, cámara en  mano. Nos encontramos con Pablo Ratto, el productor ejecutivo. La gente en la puerta lo felicita, lo abraza, El perro entra. Llega Cynthia Sabat, la jefa de prensa, quien fue la primera en enterarse y se sienta, orgullosa, con nosotros. Lo sigo con la cámara por todos lados. Sabe que lo estoy filmando, pero sigue dirigiendo él.

Entramos a la carpa de la entrega de premios. Las cámaras de televisión van a registrar todo el evento.

—Perro, ¿quién es el de barba blanca? Le pregunto.

—Aristarain.

Adolfo Aristarain, es quien, varios minutos después, le entregará el premio en forma de Buhó y de claqueta con la inscripción: “Sección competencia oficial: Mejor director Bafici 2013.”

Llega el  momento. El perro sube al escenario y agradece sobre todo, a quienes hicieron la película con él.

—Hago películas a pulmón. Le ponemos la pasión, que es la única manera de que podamos haciendo películas.

Después de eso, las fotos, los abrazos, los periodistas, las copas de vino, los canapés, la fiesta del BAFICI.

El perro, como siempre, huye temprano. Mientras los más inexpertos brindamos con  vino blanco y comemos bocaditos con gustos exóticos, el perro ya está pensando en su nuevo proyecto, terminando de editar alguno, eligiendo la música para otro. Mientras nosotros—principiantes— nos encandilamos por las luces y los flashes, el perro sigue creando, para volver a deslumbrar y por qué no, a ganar.

478909_394271617346791_2058195858_o

Foto gentileza facebook Raúl Perrone

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s