[MÚSICA] COLUMNA: ¡YA NO MAS! Y LADO B (novena entrega)

Columna * Música * Por Juan Manuel Candal ///

¡YA NO MAS!

Canciones que solíamos amar pero se gastaron con el tiempo y la sobreexposición.

Canción: Wake Me Up When September Ends.

Intérprete: Green Day.

Álbum: American Idiot (2004).

 american_idiot

Track. Un ladrón con mil años de perdón, aquel que se llevó las cintas que Green Day estaba grabando en el estudio durante 2003. Según cuenta la banda, se trataba de otra colección más de canciones pop-punk, formato que les había regalado una buena cantidad de éxitos como «Basket Case» y «When I Come Around» además de un par de temas díscolos («Warning», «Good Riddance»). Cuando los masters desaparecieron del estudio, el productor llevó a la banda a preguntarse si realmente aquellas canciones estaban entre lo más valioso de su repertorio. La respuesta fue un claro “no” y luego comenzó la búsqueda de una nueva dirección. American Idiot no es, bajo ningún punto de vista, un disco revolucionario. Pero sí es el esfuerzo más consumado de la banda por hacer una obra conceptual sin perder la potencia de su sonido original. El tracklist sigue las aventuras de tres personajes: el tal Jesus de los suburbios, el punkie rebelde St. Jimmy y la elusiva Whatsername. Aun así, la narrativa no es particularmente coherente, aspecto que resulta muy perdonable cuando se escucha el resultado a nivel musical. (Después de todo, ¿cuántos discos de narrativa conceptual funcionan coherentemente?).

«Wake Me Up When September Ends» fue uno de los tantos hits del disco, pero también una de esas canciones forzadas en la línea argumental. Armstrong, guitarrista y voz de Green Day, la había compuesto como una evocación a las sensaciones que le había provocado, de chico, la muerte de su padre. Enseguida, porque todavía no pasaban 3 años del hecho, se quiso encontrar en esta canción una referencia a lo sucedido el 9 de septiembre de 2001 con las torres gemelas, pero la banda siempre negó esta interpretación.

¿Qué es lo que hace que sea este y no otro, un tema insignia de la repetición hasta el hastío? Que es una canción demasiado larga para su propia supervivencia, una melodía tal vez un poco azucarada, no mala, pero sí de factura muy clásica, y llevaba por el arsenal de efectos típicos de Green Day. Encima, durante esta etapa es que empezaron a hacer cosas como videos con interminables interludios “cinematográficos” que ayudaron poco y nada a la preservación. De cualquier manera, este es uno de los dos temas que no está pensando para durar en el tiempo, sino más bien como ganchos inmediatos, y desde ese punto de vista, ha cumplido su objetivo.

¿Qué la redime todavía? La toma vocal tiene un alma que trasciende el resto de los elementos.

Con qué la reemplazamos. Cualquiera de estos hits: «American Idiot» (tema que le da título al disco y de lo mejor de toda la producción de la banda), «Holiday», o, especialmente, «Jesus Of Suburbia», una especie de rapsodia bohemia del punk-pop (con sus asaltos a mano armada, todo sea dicho — se puede reconocer en una sección la melodía casi exacta de un tema de Mötley Crüe, sin ir más lejos).

 Le pegó en el palo, pero era candidata. «Boulevard of Broken Dreams». Más allá de los efectos de guitarra que dominan la intro, no solo cansa de manera similar a «Wake Me Up When September Ends» (son, de hecho, canciones que funcionan en espejo dentro del disco), sino que encima cansa porque es idéntica, en su armonía, a «Wonderwall», de Oasis (esto es fácil de comprobar: ponga usted play con la canción de Green Day y podrá cantar sin esfuerzo la de Oasis encima).

Quiero más. Tal vez la sorpresa más grande de la banda sería un siguiente disco conceptual, más floydiano en su naturaleza y de melodías más extrañas: 21th Century Breakdown (2009). Este disco, en su mayoría, es el hermano maduro del enérgico American Idiot. ¿La contra? En gran parte, funciona realmente bien si se lo escucha completo. Las canciones, quitando dos o tres, no tienen identidad independiente del marco.

LADO B.

EL INOXIDABLE: «21 Guns».

Una canción que ha soportado estoicamente el paso del tiempo. Simplemente, la mejor canción de Green Day. Seguramente, hay un puñado de temas que podrían proponerse como tal cosa, pero me refiero a un tema que soporta la repetición probablemente más que cualquier otro. Una melodía y cadencia bien desarrolladas, con un feeling acústico en el comienzo para luego entrar en territorio de riffs setenteros a la Brian May y Jimmy Page. La banda suena delicada y poderosa en los momentos indicados y el paseo emocional se vuelve mucho más contrastado que en buena parte del resto del repertorio de la banda. Armstrong corona con una enorme fuerza vocal (sobre todo en las primeras cinco notas del estribillo) una suerte de épica controlada que hace de «21 Guns» es una canción irrefutable. ¿De cuántos éxitos, especialmente de una banda tan cuestionada como Green Day, se puede decir esto?

Dato sideral: busquen la versión del musical de Broadway de este tema. Es posible que las dos versiones sean igualmente buenas, por distintas razones.

Green+Day+American+Idiot+Video

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s