[MÚSICA] COLUMNA: ¡YA NO MAS! Y LADO B #11

Columna * Música * Por Juan Manuel Candal ///

¡YA NO MAS!

Canciones que solíamos amar pero se gastaron con el tiempo y la sobreexposición.

Canción: Lovesong.

Intérprete: The Cure.

Álbum: Disintegration (1989).

 disintegration

Track. Cuenta Robert Smith que en algún momento luego de publicado el disco Kiss Me, Kiss Me, Kiss Me (1987), cayó en la cuenta de que la mayoría de las grandes bandas llegan a su pico creativo cuando el compositor ronda los 30 años de edad. Si bien esta idea es debatible, es cierto que, si se repasa la historia de la música pop, muchos de las obras han sido gestadas alrededor de esa edad mágica (cabe entonces preguntarse qué hubiera sido del famoso “club de los 27” – aquel que está formado por la cantidad enorme de músicos que murieron, de una u otra manera, a los 27 años de edad: Brian Jones, Janis Joplin, Jimmi Hendrix, Jim Morrison y Kurt Cobain entre muchos otros). Así fue que se encerró a escribir la mayor parte de Disintegration, el disco que, efectivamente, los llevaría al punto más alto de sus carreras hasta entonces, y uno de los dos o tres que pueden considerarse imprescindibles en la discografía de la banda.

El disco tuvo 4 singles de difusión, algunos de ellos los temas menos interesantes del álbum: «Pictures Of You», «Lovesong», el exótico «Lullaby» y el potente «Fascination Street». «Lovesong» es una rima de amor cantada con dejo depresivo y casi hastiado, y lo que en un primer momento pudo sonar fresco —una canción romántica que no suena romántica— con la acumulación de composiciones de tono similar y el desgaste del personaje de clown eternamente incomprendido que Robert Smith bien supo enarbolar —a tal punto que él mismo tal vez haya dejado de distinguir bien entre la persona y el personaje—, termina ahora siendo un monumento a la apatía.

Dato de color: cuando estaba armando el casting de El joven manos de tijera, Tim Burton intentó convencer a Smith de que aceptara el papel protagónico. Si bien el cantante declinó, uno puede comprender la asociación inmediatamente. Algo de esa mímesis impregna la canción aquí referida.

 ¿Qué la redime todavía? La canción no es mala de por sí, y para un par de oídos frescos puede funcionar perfectamente.

 Con qué la reemplazamos. Las grandes joyas del disco: «The Same Deep Water As You», «Last Dance» el «Untitled» o el tema homónimo. Pero también con casi cualquier canción del tracklist del álbum siguiente, Wish (1992), particularmente «Apart», «From the Edge of the Deep Green Sea» y «Doing The Unstuck».

 Le pegó en el palo, pero era candidata. «Pictures Of You». Se trata de una de las canciones himno para buena parte de los fans de la banda, pero tiene el mismo problema que «Lovesong»: las capas de guitarra y teclados no pueden ocultar esa sensación de melodía glacial y desabrida.

 Quiero más. Entonces buscá entre los discos más desparejos. En Wild Mood Swings (1996), «Want», «Jupiter Crash» o «Bare». En Bloodflowers (2000), «Out Of This World», «There Is No If…» y el title track, «Bloodflowers». Los singles «Cut Here» y «Wrong Number», incluidos en el compilado Greatest Hits (2001) muestran otra faceta del grupo.

LADO B.

EL INOXIDABLE: 

«In Between Days».

 The_Cure

Una canción que ha soportado estoicamente el paso del tiempo. Para una canción con casi 30 años de historia (originalmente incluida en The Head On The Door, 1985), el hecho nomás de mantener el descaro lúdico original parece suficiente: las canciones más traviesas suelen tener una vida útil más bien corta. Pero además, es una de esas grabaciones atemporales, podría haber sido un tema de fines de los ‘70 o principios de los ‘90. Incluso, si no fuera por el sonido de los sintetizadores, podría perfectamente ser un hit radial hoy en día. El bajo y guitarras rítmicas pocas veces sonaron con tanto groove como en esta etapa de la banda, ya que luego The Cure se caracterizaría por sacrificar los ritmos en pos de un entramado atmosférico, cambiando completamente el estilo de sus canciones. Por eso, además, es difícil encontrar un tema de ellos que dure menos de 3 minutos, como en este caso.

«In Between Days» no es necesariamente el mejor tema de The Cure. Pero es potente, infeccioso y directo. Y es el emblema de una de las facetas de la banda, una canción de esas que trasciende el conocimiento que el melómano casual tenga del grupo y su discografía.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s