#ENTREVISTA | “Algunos necesitan oponerse a algo, o a alguien, no es mi caso”

“Algunos necesitan oponerse a algo, o a alguien, no es mi caso”

Entrevista a Nicolás Savignone, por Pamela S. Terlizzi Prina

Nicolás Savignone es director cinematográfico por la Facultad de Cinematografía de la Universidad del Cine. Es médico por la Facultad de Medicina de la UBA y magister en Dramaturgia (IUNA). Es docente de Estética Cinematográfica en la Universidad del Cine, en Semiótica General y Semiótica del Teatro en el departamento de Artes Dramáticas del IUNA y becario investigador en el Instituto Universitario Nacional del Arte. Además se formó en filosofía, psicoanálisis y psicodrama. Sus producciones formaron parte de numerosos festivales y jornadas artísticas y universitarias, conferencias y publicaciones internacionales, siendo ganadoras en muchas oportunidades. Produjo el corto Y sin embargo el principio o acaso el final (BAFICI). En 2013 fue el exitoso estreno comercial de Hospital de día, su primer largo documental, y próximamente presenta Los desechables, su nueva comedia.

Nicolás Savignone

¿Recordás qué fue primero, el médico o el director de cine?
El director de cine siempre estuvo ahí. El médico apareció después, con los años.

¿De dónde nace tu interés por la salud mental?
Me interesa la potencia de las ideas, del imaginario, las fantasias, el deseo, las pulsiones, el goce. Creo que esto es lo que me lleva a la salud mental, es algo que me mantiene activo y a pesar de que no ejerzo como médico, por una cuestión de tiempos, sigo pensando activamente la problemática como investigador.

Fuiste residente en psiquiatría del Hospital Álvarez. Esa cercanía a la realidad del paciente psiquiátrico ¿relativiza el concepto de locura? En términos humanos, ¿sentís que te aleja o te acerca al paciente?
Siempre sentí que la distancia, la objetividad que se necesita para ejercer la medicina me alejaban del paciente, de la realidad más concreta, de la vida. Por eso es que nace la necesidad de construir otras herramientas y la idea de hacer Hospital de día.

Pasa la historia y las desventuras de la mente humana sigue siendo un tema central en cuestiones artísticas, ¿te interesa seguir profundizando en esta temática? ¿O es una exploración que acaba con “Hospital de día”?
Son preguntas que me acompañan, que de algún modo me van marcando el camino. Es un modo de observar el mundo que seguramente me condiciona en muchos sentidos. No sólo en lo artístico sino también en mis relación con los otros. Creo que aunque no quiera esto va a seguir insistiendo en mis producciones.

En mi experiencia personal, la propuesta estética de “Hospital de día” me sacó del lugar de mera espectadora, me produjo cierta familiaridad con los pacientes: ¿cuánto de esto fue una búsqueda artística? ¿Te interesa que el espectador reflexione o se conmueva?
Hubo una decisión estética: filmar la película con una cámara a la altura de los ojos de los personajes, nunca por encima o por debajo; trabajar con lentes normales. Todo en pro de facilitar la identificación con los personajes. Por otro lado se resaltó lo creativo y se dejó a un costado todas aquellas cuestiones sórdidas que se acostumbran a enfocar en las películas que tratan estas temáticas. Creo que esto es lo que produce cierta familiaridad como mencionas y luego la reflexión.

poster 1

Hospital de día, entre otros grandes logros, fue incluida en las actividades académicas de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires y también en el ciclo de cine “Nuevos Realizadores”, de la Dirección de Cultura de la Cámara de Diputados de Nación, es decir, tuvo relevancia como material documental y también como obra artística. ¿Qué significa para vos el reconocimiento en cada una de estas áreas? ¿En algún momento sentiste que estaba destinada más a un ámbito que al otro?
Siempre pensé que es una película que abre la posibilidad de ver una temática compleja desde un punto de vista nuevo, con una cercanía que fue producto de muchos años de trabajo dentro del hospital. Que es útil para los estudiantes, pero también para que muchos puedan romper ciertos prejuicios. De alguna manera estos reconocimientos son un modo de validar la película, por ende validar el trabajo que se realizó.

Formás parte de Ñapango (productora de contenidos cinematográficos y teatrales), ¿cómo llegás a este proyecto?
Ñapango surge en una búsqueda artística híbrida, junto a mi socio Francisco Grassi. El teatro y el cine siempre convivieron en mi imaginario y en lo profesional, como docente de IUNA y de la universidad del cine, estoy obligado a pensar ambas disciplinas a lo largo del año. Hay un fenómeno que se da mucho y es ver a directores de cine haciendo teatro, y viceversa. Pero lo que me interesa es cuando voy a ver teatro y me doy cuenta que también estoy viendo cine o al revés. Creo que hoy el lenguaje cinematográfico se fusiona con el teatro, de un modo inconciente, y esto es lo que me lleva a investigar la hibridación de lenguajes.

¿Trabajansólo con producciones propias? ¿Cómo eligen los contenidos?
Estamos trabajando con producciones propias, pero siempre se está abierto a trabajar con otros. La condición es que el proyecto apasione, que te quite el sueño, entonces eso es una buena señal para encarar su desarrollo. Luego viene el análisis de las condiciones materiales de cada uno y esto termina organizando la agenda.

¿Qué proyectos se vienen para este año?
Tenemos cuatro guiones de largometrajes terminados y cuatro textos de obras de teatro también terminadas. Este año encaramos la producción de dos largometrajes y estamos viendo la posibilidad de montar una o dos de las obras. Lo que termina condicionando son los tiempos y la condiciones materiales de cada proyecto.

El 13 de febrero a las 20, se estrena “Los desechables”, tu segundo largo, contame de qué se trata esta propuesta.
Los desechables nace en los talleres de entrenamiento para actores y dramaturgos que coordina Andrea Garrote. Ahí conocí a gran parte del elenco. El guión nace dentro del taller y luego, siguiendo el mismo espíritu, continué con la producción por fuera, convocando a los actores a ensayar ya pensando específicamente en la película. Este trabajo duró aproximadamente un año y medio y se trató de un trabajo colectivo. La película se filmó conservando este espíritu creativo y estoy muy conforme porque se nota esa frescura y espontaneidad de la propuesta.

Los Desechables

En esta oportunidad trabajás una ficción, ¿cuáles son las diferencias con la experiencia de filmar un documental? ¿En qué propuesta te sentís más cómodo?
Yo trato de pensar en la película, qué es lo que necesita, cuál es el formato que le conviene. Por ejemplo: gran parte de Hospital de día son improvisaciones y ficción, pero enmarcadas dentro de una estética documental. Me interesaba trabajar dentro de esa paradoja. Por lo que de algún modo es el proyecto el que me apasiona o no, más a allá del formato.

Los desechables fue señalada como mejor película en el VIII Festival Transterritorial de Cine Underground, ¿qué significan los premios para vos?
La verdad es que todavía no termino de darme cuenta. Creo que si lo ganás te interesan y sino te importan poco.

¿Qué opinás de la actualidad del cine argentino?
Se está produciendo mucho. Con algunos directores me siento más identificado y con otros no tanto, pero creo que logramos una heterogeneidad interesante. Luego viene el problema de la distribución, de cómo sobrevivir en el medio, etc, pero estamos en un proceso de cambio, ya no se puede pensar el cine por fuera de las nuevas plataformas de exhibición. Esto llevará seguramente a nuevos desafíos.

En los 80’s surgió el “Parakultural” como levantamiento multidisciplinario under después del fin de la dictadura. ¿Cómo ves el under hoy? ¿Es necesario tener contra quién rebelarse? ¿Te sentís parte de una movida cultural actual?
El under va mutando. Se puede pensar que una de las condiciones de ser under es la experimentación, pero también muchas veces se adquiere esa denominación por ser marginal. Algunos necesitan oponerse a algo, o a alguien, no es mi caso. Yo creo que en el mismo cine experimental, como en el industrial, pueden convivir ideas contrarias. Un film comercial y taquillero, pueda tener dentro el germen de una utopía que vaya en contra del sistema. Y en una pieza experimental, vanguardista, refuerce la ideología dominante y aliene al espectador. Por lo que trato de pensar por fuera de esta dicotomía.

¿Qué directores, guionistas o autores te influyeron? ¿Cuáles son tus favoritos?
Trato de mirar todo lo que pueda, desde cine experimental, de autor, independiente, comercial, cosas que me estimulen. Leonardo Favio es un director que me inspira día a día. Pasolini sus intereses intelectuales y poéticos. David Lynch, Jarmusch, Cronenberg, Antonioni, Godard, Kiarostami, el cine de Mizoguchi, podría nombrar miles, Wes Anderson, Paul Thomas, etc.

¿Reconocés un estilo propio? Es decir, ¿tenés temas, imágenes, elementos que te obsesionen?
Seguramente sí. No creo ser tan conciente de ello.

¿Además de director, sos dramaturgo y guionista y te formaste en muchas disciplinas que te ponen detrás de la cámara o del telón, ¿nunca te interesó actuar?
La verdad que todavía no me siento en condiciones. 

¿Cómo te vinculás con el actor? ¿Te considerás perfeccionista o aceptás conciliar?
Respeto mucho la opinión del actor por que vive el personaje en el presente, en su cuerpo y termina conociéndolo mejor que nadie. Esto hace que mantenga un continuo diálogo con ellos. El único límite que pongo es cuando eso se transforma en mera especulación y se pierde lo productivo del intercambio. 

¿Estás trabajando actualmente en algún proyecto?
Como mencioné anteriormente, tenemos dos proyectos en desarrollo. Uno se llama “Cuando el río suena” y aborda la temática de Malvinas. El otro es un proyecto más ambicioso, una comedia de carácter fantástico con mucha acción. Ambos proyectos están encaminados y nos van a demandar gran parte de este año.

Finalmente, ¿queda mucho por recorrer en este camino? Es decir, ¿tenemos producciones de Nicolás Savignone para rato?
Tenemos muchos proyectos a mediano y corto plazo. Esperemos que sí.

+ Info

“Los desechables” estrena el día 13 de Febrero a las 20hs en el Espacio INCAA Km 0 Gaumont, Av. Rivadavia 1635. Mirá el tráiler:

http://vimeo.com/84062349

Para conocer más de Ñapango, podés entrar en su página web:

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s